15 estudiantes de una escuela en la provincia de Palawan, Filipinas, informaron que estaban poseídos por un espíritu maligno. Todos ellos le dijeron a su maestra que estaban