El interés en el mito de los vampiros está en un máximo histórico.  El entusiasmo reciente por este inmortal chupa sangre, comenzó quizás con la muy popular novela