Se dice que una tetina o pezón extra en el cuerpo de una bruja, permite a un diablillo chupar la sangre humana. Los pezones extra aparecen de forma